Carta a Mamá de PapáPresente

Como empezar sin que se me aguen los ojos y sin que la emoción no me deje terminar. La verdad es que hablar de ti, es hablar de tantas cosas, que nunca sabría por dónde empezar. Así que empezaré por uno de esos destellos de luz que me haz regalado. Verte parir nuestro hijo, ha sido de las experiencias más hermosas y transformadoras de mi vida. Lo digo con toda la profundidad y el sentido máximo que esas palabras puedan tener. Hago la aclaración porque para ser honesto, todavía no creo posible poder describir con cierto grado de justicia lo que siento por ti y lo que he vivido a tu lado. Las palabras se quedarán cortas, pero haré mi mejor esfuerzo, desde la limitación que nos impone a todos el lenguaje a la hora de “apalabrar” la emoción.

Ver tu seguridad (dentro de la incertidumbre), ver tu pasión (dentro de un mar de información que nos hemos creído pero es errónea) y tu dedicación durante todo el proceso de tu embarazo han sido realmente un privilegio. Eres una mamá maravillosa, amorosa y comprometida contigo y con tu hijo.

Al parir distes tu 500%, fue una mañana mágica. La verdad es que fuiste, eres y seguirás siendo una Campeona.

Yo no sabia que se podía tener tanta pasión por algo como lo que tu me has demostrado con tu maternidad. La verdad es que me quito el sombrero, por tu arrojo por asumir tu maternidad desde la responsabilidad inclusive hasta en situaciones en contra de mi voluntad. Es que para ser mamá hay que ser brava. Todas las madres del universo por más pacíficas que sean son internamente (o externamente algunas) bravas y rebeldes. En el acto revolucionario de parir (o ser madre) se guarda nuestra existencia como especie y probablemente nuestro mejor legado. Si uno asume el reto con humildad y sosiego pero con valentía y enfoque ya ni el cielo es el límite. Tu eres la persona que me ha dado uno de los regalos más grande que alguien puede recibir luego de la vida misma: Ser papá.

Por eso te escogí. Por ser tan bella, loca y sexy a la vez. Por ser la “de las 20 que te habitan”. Por ser la gitana, la india, la negra, la de 17 años, la bruja, la amante, la compañera, la soñadora, la comprometida, la llorona, la que se queja por todo, la que lo da todo, la caprichosa, la dadivosa, la hipnoterapeuta, la doctora, la irreverente, la reikista, la imprudente, la estudiante y la revolucionaria.

Por ser la amorosa, la miedosa, la que va en control, la reflexiva y la gran amiga te digo: Gracias. Gracias por caminar juntos el camino aventurero de la maternidad y paternidad.

Definitivamente, eres la mujer de mis sueños o mis sueños hechos mujer, todavía no se.

Siempre Lymari, solo Lymari: La Campeona.

PD. Gracias por leerme. Te dejo saber que tenemos página en FB donde compartimos información chévere relacionada a asuntos de crianza y paternidad le puedes dar LIKE aquí>>

UnknownPapáPresente

Déjale un mensaje abajo a todas esas Campeonas en tu vida. ¡Te invito a que compartas tu experiencia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s