3 consideraciones que deberías recordar cuando vuelas con un bebé: ¡Créeme!

Realmente, hablar de volar con un bebé es un atrevimiento grandísimo. Siempre los papás (y mamás) queremos tener un espacio seguro y tranquilo para bebé y exponerlo a lo desconocido que puede ser ir a otro país nos aterra. Pensamos en si se adaptará, si no le provocará algún daño, enfermedades y tendremos 20 mil creencias más para no hacer nada. Hasta ahora. Ya PapáPresente se preocupó por eso y te trae tremenda información que estoy seguro te apoyará en tu próximo vuelo con tu bebé.

IMG_3471Te explicaré cuáles son las 3 consideraciones más importantes, desde mi experiencia, que debes tener con tu bebé a la hora de ir de viaje:

  • Antes del vuelo – La etapa más importante: la preparación. Es aquí donde debes diseñar con anticipación un plan para tu viaje. Algunas recomendaciones que nos funcionaron a nosotros fue hacer un equipo. Invitamos a la abuela y algunos tíos para que participaran de la aventura. Además, como parte del plan le llevamos todo aquello que pudiera necesitar (que cupiera en una maleta). Cosas como pañales, etc. las decidimos comprar una vez llegáramos a nuestro destino para no invertir espacio de las maletas en eso. Investigamos con la aerolínea qué estaba incluido en el boleto de avión, para nuestra sorpresa el asiento protector (“carseat”) y el coche del bebé estaban incluidos sin costo adicional. Inclusive hay aerolíneas que promueven la participación de los bebés en su vuelos. Llevamos medicamentos preventivos (en nuestro caso homeopáticos) para cualquier posible situación de salud con bebé. También, llevamos algunos juguetes para su diversión y entretenimiento y coordinamos en nuestro destino de llegada cualquier otra cosa que necesitaríamos para no tener sorpresas al momento de llegar. Te lo recomiendo haz un plan (con tiempo).
  • Durante el vuelo – Como esta era la primera vez en que volaba Dikarlo (con apenas 6 meses de edad), queríamos hacer un viaje razonablemente corto (dos horas y media), para probar y ver su reacción. También (aunque fue casualidad), usamos el horario de bebé y los periodos cuándo usualmente toma siestas para volar. Fue tremenda alternativa ya que estuvo la mitad del tiempo del vuelo durmiendo. Llévale comida (o la teta si estas lactando) algo para entretenerse. Usa turnos para que ninguno de los cuidadores se canse y para que tenga variedad y no se desespere de estar allí.
  • Después del vuelo – Ve sin prisa. Al salir del avión puede ser que requieras detenerte a darle comida a bebé o un momento para cambiarle el pañal. Ten las cosas de bebé accesibles hasta llegar a tu destino final. Puede ser que bebé se sienta curioso, cansado o irritable por lo largo del viaje y por estar en un lugar completamente nuevo. Así que se paciente.

¿Lo próximo? ¡Disfrutar! Es genial porque, aproximadamente, hasta los dos años los infantes no paga el boleto de avión. Así que tienes la oportunidad de volar con tu chico o chica sin tener que pagar, qué mejor razón que esa. Obviamente, las fotos y los recuerdos, al final son invaluables. Yo me lo he disfrutado y ha sido uno de los mejores viajes de mi vida. ¡A volar!

PD. Gracias por leerme. Te dejo saber que tenemos página en FB donde compartimos información chévere relacionada a asuntos de crianza y paternidad le puedes dar LIKE aquí>>

UnknownPapáPresente

¿Y tú? ¿Qué te pareció la información. Déjame tus recomendaciones a la hora de volar en los comentarios abajo. Yeah!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s