Con un bebé de crucero

Al parecer nuestro bebé, es un bebé viajero (o por lo menos tiene unos papás viajeros). En menos de un año ya se ha montado en 2 aviones, recorrido la isla de Puerto Rico y viajado de crucero. Creo que yo tuve que esperar como hasta los 18 años para lograr lo que este niño a logrado ya en apenas un año.

Los cruceros son unos espacios mágicos. Tienes personas que los odian y personas que los amannnnn. Yo creo que no estoy en ninguno de los dos extremos, desde mi punto de vista son espacios interesantes que se pueden aprovechar en familia y sobre todo te dan la oportunidad de tirao’ pa’ tras recorrer a través de un barco varios países y ciudades en bien corto tiempo y con el mínimo esfuerzo.

Fue muy divertido. Me encantó la experiencia famailiar. Lo único que no teníamos pensado fue que nuestro bebé se enfermó, si así como lo oyes. Eso no estuvo tan cool que digamos. Le dio alguna especie de virus, “monga”, catarro o algo pero bien fuerte. Todavía no sabemos que fue. Ya que dentro del crucero solo hay servicios médicos si pagas “extra” por ellos y dependiendo del horario o de la emergencia pueden hasta duplicarte la tarifa por el servicio.

img_5141
Los abuelos maternos del Di.

Lo que sucedió fue que vimos al bebé raro durante como al cuarto día del viaje. Estuvimos en alerta si le subía la fiebre pero el muchacho se mantenía siempre en el tope más alto de temperatura dentro de lo “normal”. Todo el día en un monitoreo constante esperando que mejorara, con la esperanza de que fuera algo pasajero pero no fue así. Estuvo todo el resto del viaje callado y medio débil. Tengo que confesar que no estamos acostumbrados a ver al Dikarlo así y nos preocupamos mucho. Gracasi a Dios fue solo us susto una vez llegamos a Puerto Rico lo llevamos a su pediatra y todo estaba bien.

Aquí les dejo tres cosas que deberías hacer si te vas de crucero con tu bebé, anota:

  • Lleva medicamentos preventivos – Cualquier medicamento en el área de los puertos de saldrá el doble si es que lo encuentras. Nos percatamos que los medicamentos para bebés son inclusive más escasos. Al parecer el enfermarse en los cruceros es algo bien común para los niñxs.
  • Ve en familia – Hacer equipo siempre funciona. Fue la única manera que tuvimos para seguir adelante con nuestro viaje, siempre en consenso y sobrecargar a nadie. Gracias especiales a las abuelas del Di, sus tíos y tías, primos y primas y a toda la familia del Carnival Fascination que nos trataron como en casa. Al parecer algunos empleados del barco se “enamoraron” del Di desde que llegó,
  • Baja las revoluciones – Aprendí que viajar con un bebé de crucero no es lo mismo que viajar sin hijos o soltero. Ellos tienen un ritmo diferente al de los adultos, sin embargo los “tours” y el ajetreo del barco está diseñado para adultos, no para niñxs. Así las cosas, no te dejes llevar y observa a tu bebé para que el viaje sea placentero para todos

Sobre todas las cosas prepárate. Lleva sus juguetes favoritos para que no se sienta tan extraño durmiendo en otro espacio. Prepárate para disfrutar de los lindo y aprovechar esos días de conocer cosas nuevas en familia y en comunidad.

PD. Gracias por leerme. Te dejo saber que tenemos página en FB donde compartimos información chévere relacionada a asuntos de crianza y paternidad le puedes dar LIKE aquí>>

UnknownPapáPresente

Estas son mis recomendaciones en un crucero, ¿cuáles son las tuyas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s