El machismo comienza en casa: ¿Eres parte del problema?

Este escrito está diseñado para que hagas una reflexión profunda de cómo tratas a los niños de tu familia.

Muchas frases cotidianas que utilizan los adultos para el proceso de crianza están promoviendo una personalidad machista en los niños hoy día.  Muchas veces usamos frases en la crianza de los niños sin darnos cuenta, de que aportan al desarrollo de una personalidad machista y poco igualitaria desde la perspectiva de género. Muchas veces me preguntaba con tanta información en la calle y tantos avances desde la ciencias sociales cómo es que las estadísticas de violencia doméstica continua igual o peor.

He descubierto que el machismo empieza por la casa y muchas veces se escribe con “m” de mujer. Muchas frases pueblerinas que pasamos de generación en generación en la familia promueven, sutil y directamente el comportamiento machista en los niños y ciegamente lo estamos haciendo desde la casa. Frases como “Ese pipi (pene) es pa’ las nenas”, “los niños no lloran” y preguntas como “cuántas novias tienes” cada vez que ven a un niño (varón) solo promueven el patriarcado y la desensibilización al niño desde temprana edad.

Como padre me preocupa escuchar estas frases (entre muchas otras) cada vez que llego a una actividad familiar, cuando tengo alguna visita en mi hogar o cuando algún/a extraño/a se tropieza en nuestro camino en la calle para dar un saludo amable a nuestro hijo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mi experiencia ha sido que este tipo de frases son más comunes de lo que pensamos. Veo las implicaciones de estos mensajes que le mandamos al subconsciente de nuestros niños desde muy chicos. Te comparto lo que estamos diciendo sin darnos cuenta y sus implicaciones (desde mi punto de vista):

Ese pipi es pa’ las nenas

La frase “ese pipi es pa’ las nenas” implica hablar del pene del niño como si fuera algo público, no es ni de él, es solo para “servir” a las “nenas”. Desde este punto de vista, el niño no tiene autonomía de su “pipi” (pene) ya que su uso ya está preestablecido. A la vez, promueve la promiscuidad, o sea, el pene no es “pa’ la nena” si no “pa’ las nenas” en plural. Su pene es de él, lo que él quiera hacer con su pene es su asunto, siempre y cuando no le haga daño a nadie. Promover prácticas que vayan en contra de su salud, como promover una sexualidad descontrolada desde temprana edad, no creo que sea bueno para el bienestar general de un niño.

 Los niños no lloran

Escucho a familiares y amistades decirle una y otra vez a mi niño que no debe “llorar” porque es un niño. Sí, solo por eso. Solo por ser varón, no debe “llorar” y expresar sus sentimientos. Después nos quejamos por los hombres (adultos) que no “expresan” sus sentimientos, que son “duros” como piedra y que parecen no “tener corazón”. Desde pequeños los vamos “entrenando” para ser insensibles cada vez que los regañamos y los condenamos por llorar, que no es otra cosa que expresar sus sentimientos y frustración. Los niños varones también son seres humanos, tienen emociones, sentimientos y frustraciones, no son de piedras, no son súper héroes, ni súper humanos. Tienen derecho a llorar y expresarse ya es hora de que pares de decir esta frase si no queremos seguir desarrollando hombres-robots que niegan sus vulnerabilidades con todas las implicaciones negativas que eso tiene a su salud mental.

¿Cuantas novias tienes?

¿Cómo un niño de poco más de un año va a tener “novias”? ¿Qué tal si promovemos la amistad? La novia o novio (no conozco aún la preferencia sexual de mi hijo) llegará mientras vaya madurando. Preguntarle por “novias” (mientras más mejor) pudiera promover lógica de infidelidad y promiscuidad que tanto afecta a las parejas cuando están en una relación. Desde pequeños le estamos enseñando que mientras más “novias” mejor. El niño hecho adulto ya lo tiene grabado en su mente y sigue las enseñanzas que muy lamentablemente les hemos inculcado desde temprana edad. Al final, muchas veces son las parejas, en su mayoría mujeres las que pagan el precio.

 En resumen: ¡Ya es hora de parar! Te invito a NO ser parte del problema y que tu hogar sea un escenario libre de frases históricas que no aportan a las mejores prácticas en la crianza. Estas frases los pasamos de generación a generación sin necesariamente, conocer sus implicaciones. El machismo entra o sale desde la casa. Nos merecemos hombres con una lógica de equidad y un desarrollo de masculinidades saludable. Yo estoy empezando conmigo y ando empollando al bebé (hombresito en desarrollo) que tengo en casa.

PD. Gracias por leerme. Te dejo saber que tenemos página en FB donde compartimos información chévere relacionada a asuntos de crianza y paternidad le puedes dar LIKE aquí>>

UnknownPapáPresente

¿Qué otras frases cotidianas machistas conoces? Déjame saber en los mensajes abajo. Gracias #PapáPresente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s