5 cosas sobre la paternidad que siempre has querido saber y que nunca has preguntado


El mundo de la paternidad resulta incierto para muchos hombres (y mujeres) que se integran de “sorpresa” o por “ups” en el mismo. La paternidad puede ser una experiencia maravillosa para muchos y para otros media tenebrosa. Aquí te daremos una guía de las 5 cosas de la paternidad que cambiarán tu vida para siempre (“don’t worry” en la mayoría de los casos es para bien).

Tu vida cambiará trascendentalmente con la paternidad

¡Así es!Probablemente, no hay muchos sucesos en la vida que transformen tanto nuestra existencia como la experiencia de ser padre o madre (para aquellos que lo asumen a plenitud). La gran mayoría de los padres (y madres) expresan que su experiencia de la paternidad y maternidad como un cambio profundo en sus vidas, tracendetal, absoluto, único, profundo, etc etc, etc.

Otro ser humano depende de ti (tu hijo o hija)

Para aquellos que están acostubrados a la independencia y libertad este cambio puedo ser bastante chocante. Un/a niño/a, cuando nace y en sus etapas de desarrollo tempranas requiere muchísima atención. Debes preparte para que otro ser humano dependa totalmente de ti para comer, asearse, dormir, vestirse, transportarse entre otras dependencias. Son tareas que muchas veces damos por sentado, pero en realidad pueden llegar a ser muy estresantes.

 

Amarás a alguien más que a ti mismo

Suena raro pero nada más cierto que esta premisa. Es lo que la mayoría de los padres (y madres) experimentan en en el preciso momento de convertirse en papás (o mamás). Dejas de ser de ti para “ser” de otro. Esto puede traer grandes problemas, toda vez que debe existir siempre la búsqueda de un balance y nunca olvidarnos de nosostros mismo. En la práctica este elemento suele ser todo un reto.

Tu dimensión de tiempo cambiará (para siempre)

Ya una hora de tiempo, no será lo que pensabas o solía ser. Entenderás la teoría de la relatividad del tiempo de Albert Einstein por primera vez (jejeje). Una hora no es igual solo, que siendo padre o madre. Una vez la paternidad llegue a tu vida, no “hora” no será una hora se convierte algo medio “relativo” dependiendo de la cantidad de hijos que tengas. Lo que solías lograr en periodos de tiempo cortos (como prepararte a salir a una actividad familiar), ahora te tomará el doble o el triple del tiempo.

No hay vuelta atrás

La paternidad son de esas decisiones que una vez tomadas no tienen vuelta atrás. Podrás dar en adopción a tu hijo/a, podrás verlo solo algunos fines de semana o vivir cada día con ellos o a la distancia, no importa el formato que elijas siempre serás “papá” o “mamá”. Aunque la relación con tu hijo/a no sea la mejor, siempre habrá “algo” que los une.

Estas advertido. La paternidad (y maternidad) son aspectos muy naturales y humanos pero a su vez puede llegar a ser una acto revolucionario. Te invitamos a vivirlo desde el amor, la paciencia y comprensión. Si necesitas apoyo durante el proceo, ¡pídelo! Probablemente, muchos/as a tu alrededor están dispuesto a vivirlo contigo.

¿Qué añadirías a la lista? Déjanos saber en los comentarios, comparte en nuestras redes sociales y participa de esta comunidad.

    


Dejar un comentario